El desfile de Anel Yaos ha sido una de las sorpresas de esta XVII edición de la Valencia Fashion Week. Su propuesta para la primeravera/verano de 2015 se aleja de los convencionalismos para llegar a aquel público amante de lo excéntrico y llamativo.

Anel Yaos es un diseñador que busca llamar la atención de la manera que sea. Cada una  de sus propuestas están destiandas a ser de lo más hablado edición tras edición, y ésta no iba a ser diferente.

El joven diseñador ha decidido mostrar una colección fuerte e innovadora, puro estilismo, y quizás por eso ha sido la encargada de enamorar a los más trendsetters de esta edición.

2255 es una colección hecha para valientes, para gente sin miedos, para gente con fuerza, una colección donde los materiales se entremezclan, diferentes texturas y tejidos que componen los sentidos más variados de la propuesta. Una unión de contrarios que terminan haciendo de la colección y el estilismo lo más llamativo.

La colección presenta lana fría, punto, piel, seda, tejidos plásticos y futuristas. El hombre de Anel Yaos no tiene miedo a mostrar más de la cuenta, quizás demasiado, debido a los aplausos y gritos del público emocionado y quizás algo sorprendido por estilismos que superan las propuestas masculinas de esta pasarela.

Pantalones ajustados, maillots, zonas escotadas, en lugares incomprensibles para el público de masas. Sin embargo las semanas de la moda se basan en proponer y sorprender, en mostrar y enseñar y ante todo en demostrar que existe algo más de lo que estamos acostumbrados a ver en esta semana de la moda.

Anel sin duda alguna es todo un showman, un personaje capaz de convertir la pasarela en un circulo mediático, una colección capaz de quitar el aire a cualquiera de los asistentes. Una vez más el joven revolucionó la semana de la moda tanto en actitud como en propuesta.

Fotografía: Francesc Juan