Se acerca el final de la XVII edición de la Valencia Fashion Week que este año se ha celebrado en el Centro del Carmen, un lugar que siempre se ha encontrado ligado a las artes plásticas por lo que supone el emplazamiento ideal para celebrar esta última edición de la fashion week. Y uno a uno se han ido sucediendo las propuestas sobre la pasarela valenciana. Atrás quedaron los nervios, los detalles de última hora y las largas pero confortables jornadas de incesante trabajo que tiene preparar una colección. Es curioso que todo el esfuerzo de varios meses de preparación que supone sacar a la luz una colección, se vea reconfortado por unos pocos minutos de pasarela. Será por eso de que lo poco gusta y lo mucho cansa.

Era el turno de Anillarte, y nos había prometido mucho brillo, gloss, focos, glamour, música, baile… en definitiva espíritu disco para su colección ‘Disco Gloss’. Vestidos ideales para un dress code al más puro estilo saturday night.

Y de eso trató la colección: mucho brillo y metal tal y como nos tiene acostumbrados la marca que nació en 2005 de la mano de Maku Martínez y que no ha parado de crecer desde entonces.

Al ritmo de Róisín Murphy, la legendaria cantante de Moloko, comenzaron a desfilar las modelos con unas primeras salidas más dulces de lo que suele enseñarnos la firma, compuestas por vaporosas faldas a la cintura en tonalidades melocotón y amarillo pastel junto a tops de escamas metálicas acompañados de una cinta compuesta por anillos de metal alrededor de la cabeza.

Poco a poco los modelos se fueron sucediendo con vestidos metálicos en tonos rosas. Más tarde llegaría el turno de los bodys negros cubiertos por vestidos de cota de malla que fueron derivando en unos diseños que hacían parecer a las modelos como verdaderas guerreras.

El desfile finalizó con un vestido en color rojo acompañado de un sombrero metálico al más puro estilo disco, parecía como si la propia Roísín Murphy se hubiera subido a la pasarela.

En resumen, Anillarte no decepcionó. Fiel a su estilo de escamas metálicas nos ofreció un espectáculo digno del último día de esta 17 Valencia Fashion Week 2014.

Fotografía: Francesc Juan