Se acerca el verano y no todos tenemos la suerte de que nos maquillen todos los días. Quién fuera Kardashian… Por eso voy a intentar poner a vuestro alcance un acabado perfecto “D.I.Y.” (házlo tu misma).

El primer paso es siempre el mismo: preparar la piel para todo lo que nos depara el día. Una mini sesión de hidratación con el tratamiento de tres pasos de CLINIQUE “Anti-blemish”. Evita el exceso de brillo manteniendo nuestra piel jugosa y previene la aparición de cualquier granito.

Maquillaje DIY para verano, Anti-Blemish de Clinique

Seguimos con un primer que rellene los poros para evitar ensuciarlos y mantener la base de maquillaje en su sitio. Las texturas demasiado espesas pueden taponarlos. Por ejemplo podemos usar el “Primed & Poreless de TOO FACED” o el “HD Primer” de MakeUpForEver.

Maquillaje DIY para verano, Primed & Poreless de Too Faced Maquillaje DIY para verano, HD Premiere de MakeUpForEver

¿Qué base de maquillaje usas? ¿Seguro que es la más adecuada para ti?

Hemos de tener muy en cuenta nuestro tipo de piel a la hora de elegir una buena base de maquillaje y corrector. Van a permanecer sobre nuestro rostro todo el día, por lo que debemos procurar que sean lo más beneficiosos y ligeros posible. Las bases en formato polvo o con base siliconada son perfectas para las pieles grasas. La “Studio Fix Powder” de MAC contiene Silica que va a mantener la piel sin brillos todo el día. La variedad de formatos da la posibilidad de elegir dependiendo de lo que más cómodo os resulte.

En cuanto a correctores huye de formatos densos. Cuanto más ligeros mejor.

Maquillaje DIY para verano, Studio Fix Powder de MAC

Las bases con ingredientes altamente humectantes pertenecen al terreno de la piel seca. Están formadas a base de aceites que van a mantener este tipo de pieles sin pielecitas y con un aspecto nutrido. Para corregir pigmentaciones no deseadas e iluminar la zona de la ojera no importa tanto el formato como los componentes.

Podríamos combinar la base “Sheer Glow” y el corrector “Radiant Creamy Concealer”, ambos de NARS.

Maquillaje DIY para verano, Sheer Glow de NARS Maquillaje DIY para verano,  corrector de NARS

Todo listo, tu piel ahora es de porcelana. Ponte el color que te apetezca en las mejillas y potencia los ojos como sólo tú sabes hacerlo en tiempo récord.

Finaliza sellando el maquillaje con un fijador que no sea laca, hazle ese favor a tu piel. Huméctala de manera natural y sin metales pesados que puedan introducirse más de lo deseado en tu piel, y si te gusta el acabado mate procura finalizar siempre con unos polvos translucidos que puedas llevar contigo para hacer pequeños retoques.

El “Fix+” de MAC, también disponible en formato viaje, contiene minerales y extracto de pepino para un efecto refrescante.

Maquillaje DIY para verano, Fix+ de MAC

Con esto tendríamos listo nuestro perfecto maquillaje DIY para verano.