Os voy a contar un secreto, me pongo MUY nervioso cuando os veo con una, dos y hasta tres tallas más.

Os voy a revelar uno de los grandes secretos para molar: pecar de corto.

Los camales largos son de tontos, los cortos de cool.

Las mangas demasiado largas son de payaso, las demasiado cortas de Thom Browne.

Los hombros anchos se consiguen en la piscina, no con hombreras.

Y así sucesivamente.

Viste corto

Entiendo que si estás leyendo esto es porque te interesa el tema y no cometerás este pecado estético, pero JUST IN CASE:

Cuando vayas a comprar trajes y chaquetas con tu novia o con tu madre, cuando ellas digan que la prenda te queda bien, baja un talla.

Tu madre te lo dice por si creces, está en su naturaleza, y tu novia para que ninguna otra se fije en ti.

Yo te lo digo por tu bien, porque te aprecio, y porque cuando voy por la calle me gusta ver a gente bien vestida. Ya sabes, todos ganamos.

Porque la ropa entallada, nos hace eso, abrazarnos el talle, con lo que ganamos en esbeltez, altura y hotismo. Y claro, ¿quién no quiere ser un hottie?

¿Brazos cortos? Acorta las mangas.

¿Piernas cortas? Acorta los camales.

¿Corto de entendederas? Vete a tomar por culo.