La primera jornada de la XVII edición de Valencia Fashion Week 2014 presentó sus primeras propuestas para la temporada primavera verano del 2015 y dentro de éstas nos encontramos la que presentó Pedro Fernández Atelier con su colección titulada L.U.C. en referencia fonética a la palabra inglesa luck o suerte en castellano.

El diseñador se llevó el premio a la mejor colección de pasarela general de esta 17VFW.

Una colección donde los juegos de volúmenes, las formas geométricas y sobre todo un patronaje estudiado al milímetro cargan con la mayor parte de importancia de la colección. El desfile contó con la participación de la marca de gafas Wood Friends que subieron a la pasarela sus originales gafas hechas de madera con lentes tintadas de colores.

Una divertidísima apuesta del joven diseñador que además constituyó uno de nuestros desfiles favoritos de la primera jornada. Se presentaba a las modelos con unos gorros de neopreno parecidos a los que utilizan los nadadores.

Prendas con los hombros muy trabajados, ya sea con volantes fruncidos o marcadas hombreras junto a marcadas cinturas creando una silueta en forma de reloj de arena. Las tonalidades de los tejidos fueron de los colores pasteles como el azul baby y el rosa palo a los clásicos blanco y negro pasando por tejidos estampados con motivos geométricos. Estos mismos motivos podíamos observarlos también en los complementos que corrieron a cargo de la empresa de su padre.

Pantalones de talle alto, crop tops decorados ya sea con trasparencias o con volantes fruncidos, monos de camal corto y vestidos largos con drapeados que aportaban un extra de feminidad a cada uno de los pases. Tejidos tan dispares entre ellos como la gasa, el tul el lino o el neopreno se dieron cabida dentro de esta propuesta del joven diseñador.

En definitiva una divertida apuesta por la juventud, el desenfado y la exaltación de la mujer que nos conquistó.