¿Quieres casarte conmigo? Ésta es la pregunta que toda chica enamorada espera poder responder algún día y, aquí servidora, ha sido una de esas afortunadas.

Lo que no sabía, era lo complicado que era incluso decidir una fecha. Y no me refiero precisamente a elegir la época del año en la que quieres celebrar tu boda, que la mayoría solemos tener bastante claro, sino porque las parejas de hoy en día están tan sumamente neuróticas que van a la iglesia a fijar fecha con dos años de antelación al acontecimiento… ¡increíble!

Lo reconozco, he pecado de novata. Yo que pensaba disfrutar de un verano tranquilo, en la playa, con amigos y, ya en todo caso, en Septiembre ponerme en marcha con los preparativos bodiles. Qué equivocada estaba.

Aquí os dejo los pasos a seguir si vas a casarte.

Primero: LA FECHA

Tienes que tener claro en que época del año quieres celebrar tu boda y decidir un día que te guste.

Segundo: LA IGLESIA

Siempre y cuando vayas a casarte de manera religiosa, debes decidir en qué iglesia quieres celebrar la misa. Una vez decidida, hay que acudir y comprobar la disponibilidad de la fecha que has escogido. Ya os adelanto que rara vez está libre pero siempre hay otra que te encaja. Si por el contrario tu boda va a ser por lo civil, directamente ve al tercer paso.

10 consejos para la lista de invitados de la boda

Tercero: INVITADOS

Hay que tener en cuenta un número aproximado de las personas que van a asistir ya que dependerá de esta lista el siguiente paso.

El banquete de bodas de novios

Cuarto: EL BANQUETE

No todos los recintos cuentan con las mismas instalaciones y, por tanto, con la misma capacidad de aforo, por lo que dependiendo del número de comensales optaremos por un lugar u otro.

Sólo diré que me encuentro en el tercer paso y visto lo visto como aquí “el que no corre vuela” voy a ponerme manos a la obra no vaya a ser que me encuentre con la sorpresa de no tener recinto.

Ya os iré informando sobre mis siguientes pasos pero os confieso que por ahora estoy más que satisfecha con “lo poco” que he adelantado. Eso sí, ¡del vestido ni hablamos!

Fuente de la infografía: http://leweddingparty.blogspot.com.es