La XVII edición de la Valencia Fashion Week da sus últimos coletazos con la presentación de las últimas colecciones de los diseñadores que se dieron cita en el evento. Este último día hemos disfrutado mucho con los desfiles de Proyecta donde futuros diseñadores han dado sus primeras salidas.

Dentro de la Zona D, la cual ofrece un premio a la mejor colección que podrá desfilar en la siguiente edición en la pasarela general tras las 16:00 hrs y el desfile de Jara Maldonado, expuso su nueva propuesta para la primavera verano 2015 la joven firma Water Puppet nacida en 2011 de la mano de la diseñadora Liza Sansou.

Una firma que apuesta por una moda más ética, una moda que toma conciencia y se preocupa por lo que ocurre a su alrededor. Que no tiene miedo de mirar la realidad social que vivimos y no gira la cabeza a otro lado, sino que la mira de frente y pone todo su empeño en cambiar esta situación. Todo ello lo consiguen con la utilización de tejidos orgánicos y tintes ecológicos, además de emplear pequeños talleres españoles en la confección de sus prendas entre otras cosas.

Esta colección que lleva el nombre ‘Sublime Miscegenetion’ dio comienzo con prendas de patronaje sencillo y colores tierra conseguidos con tintes orgánicos. Las prendas fueron simples pero elegantes. Decoradas con motivos étnicos en pinceladas de rojo nos mostraba una colección que nos recordaba al arte rupestre. Prendas que ocultaban las curvas femeninas con siluetas trapecio y modelos que paseaban descalzas resaltando aún más esta inspiración en el arte rupestre.

Water Puppet desfiló en el mejor día, sin duda alguna, de la Zona D en toda la XVII edición de la Valencia Fashion Week. Gracias a ella, Jara Maldonado y María Baraza pudimos disfrutar de colecciones que nos regalaron los ojos y que nos demostraron una vez mas que Valencia Fashion Week es una pasarela creada para nuevas propuestas, sorprendentes colecciones y todo de mano de diseñadores increíbles.

 

Fotografía: Francesc Juan